Salud

Medicina Indígena (tradicional)

Se fundamenta en una vida disciplinada, equilibrada y armoniosa, llevada desde lo Material y lo espiritual, desde el nivel personal, familiar y comunitario, regulado por la Ley de origen. Los guías espirituales lo expresan de la siguiente manera: Para garantizar la vida saludable de los humanos y de todos los demás seres (…) para cumplir con los mandatos sagrados, todas las cosas materiales fueron predispuestas o acondicionadas e interrelacionadas entre si, medicina propia es cumplir con los mandatos sagrados que fueron dejados de manera que cuando los humanos sobrellevemos las vidas y las culturas, tengamos una concepción clara frente al sentido de existencia y misión a cumplir“.

Practicar y desarrollar la medicina propia, es cumplir las normas sagradas o Ley de origen en un territorio, viviendo en armonía y equilibradamente con los demás seres de la naturaleza (plantas, aguas, animales, piedras, luz, alimentos, sitios sagrados, los truenos, relámpagos, el mar, los astros, el aire, el fuego y con la tierra). Cuando los indígenas emplean prácticas curativas como: Sobos, atención al parto, uso de plantas medicinales, terapias, entre otras. Estas son complementarias a los trabajos tradicionales o espirituales que con mayor fundamento se realizan para reparar el desajuste de la salud desde lo espiritual; es decir, los trabajos tradicionales ó espirituales determinan y orientan el empleo de las prácticas materiales 

Sistema Indígena de Salud Propia e Intercultural – SISPI

 El Sistema Indígena de Salud Propia e Intercultural, SISPI, como una propuesta propia de salud y la apuesta colectiva de los pueblos indígenas.

 El SISPI lo constituye el proceso de construcción, validación e implementación de una política pública en salud de los pueblos indígenas de Colombia. Además de lo anterior la Consejería ha venido planteando alternativas encaminadas a construir lineamientos y estrategias en salud, que en su implementación tendrán impacto positivo al interior de los pueblos respecto a la superación y mitigación de situaciones adversas en salud.

Para el fortalecimiento del SISPI,   corresponde, asumir, la consolidación del sistema Indígena de salud, generar espacios comunitarios para el análisis y reflexión delas problemáticas de salud locales, dinamizar el ejercicio de la participación, concertación y decisión comunitaria, incluir la medicina indígena en el trabajo de toda organización que desarrolle acciones dentro de los territorios, definir estrategias para el reconocimiento integral de los sabedores ancestrales y sus familias, reivindicar los listados censales.